Seleccionar página

Claraboyas> Claraboyas fijas

Claraboyas Fijas Cuadradas

Claraboyas Fijas cuadradas con cúpula simple (monovalva), doble (bivalva) o triple cúpula (trivalva), con zócalo fabricado en poliéster reforzado con fibra de vidrio.

Medidas Disponibles (AXB)

Tipo de Cúpula:
Monovalva
Bivalva
Color Cúpula:
Opal
Transparente
Medidas (cm):
50×50
60×60
70×70
80×80
90×90
100×100
110×110
120×120
130×130
140×140
150×150
160×160
170×170
180×180
200×200

Claraboyas fijas rectangulares

Claraboyas Fijas rectangulares con cúpula simple (monovalva), doble (bivalva) o triple cúpula (trivalva), con zócalo fabricado en poliéster reforzado con fibra de vidrio.

Medidas Disponibles (AXB)

Tipo de Cúpula:
Monovalva
Bivalva
Color Cúpula:
Opal
Transparente
Medidas (cm):
50×100
60×80
60×90
60×100
60×120
60×200
70×100
76×156
80×100
80×110
80×120
80×140
90×120
94×140
100×150
100×200
114×174
150×200
150×300
160×240
200×260
200×300

Claraboyas fijas Circulares

Claraboyas Fijas circulares con cúpula simple (monovalva), doble (bivalva), con zócalo fabricado en poliéster reforzado con fibra de vidrio.

Medidas Disponibles (AXB)

Tipo de Cúpula:
Monovalva
Bivalva
Color Cúpula:
Opal
Transparente
Medidas (cm):
60
70
80
90
100
110
120
130
140
150
180
200

Cúpulas claraboyas

Cúpulas para claraboyas en color Opal o Incoloro. Opciones Bivalva y Monovalva. Cuadradas, rectangulares y circulares (ver medidas disponibles).

Medidas Disponibles

Tipo de Cúpula:
Monovalva
Bivalva
Color Cúpula:
Opal
Transparente
Medidas (cm):
Medidas Cuadradas:
30×30
40×40
50×50
60×60
70×70
80×80
90×90
100×100
110×110
120×120
130×130
140×140
150×150
160×160
180×180
Medidas Rectangulares:
30×80
40×60
40×70
40×80
40×100
40×180
50×80
56×136
60×80
60×90
60×100
60×120
70×100
74×120
80×130
80×180
94×154
130×180
130×280
140×220
180×240
180×280
Medidas Circulares:
40
50
60
70
80
90
100
110
120
130
140
150
160
170
180

¿Cuál es la mejor opción a la hora de elegir cúpula Monovalba o Bivalva?

Las claraboyas de metacrilato están compuestas por un zócalo de poliéster aislado con poliuretano en su interior y una cúpula parabólica de metacrilato que es el punto donde entra la luz de la que después disfrutamos en el interior de la estancia.

En caso de que la claraboya tenga un mecanismo de apertura para ventilación o acceso a cubierta, a esos dos componentes hay que añadirles un marco de aluminio, que se coloca entre el zócalo y la cúpula, que permite darle al conjunto la apertura deseada sin comprometer la estabilidad y estanqueidad de la claraboya.

La cúpula exterior o tragaluz, puede tener una o varias pieles de metacrilato en función de la elección del cliente por las circunstancias del lugar donde vaya a ser instalada.

No tomar correctamente esta elección puede llevar a problemas de creación de goteo de agua por condensación en el interior de la estancia.

Aunque el diseño de la unión entre marco y cúpula de nuestra claraboya ya tiene previstos puntos de ventilación para minimizar en gran parte esa posible condensación, hay situaciones en que la alta diferencia de temperatura entre interior y exterior hace recomendable el uso de más de una piel de metacrilato en la cúpula de la claraboya.

 

¿Claraboya bivalva o monovalva?

La opción monovalva o lo que es lo mismo, con una sola piel de metacrilato, es la opción de cúpula simple perfectamente válida para su uso en proyectos donde la estancia esté suficientemente ventilada para evitar diferencias de temperatura importantes que puedan crear esas posibles condensaciones como por ejemplo, naves industriales que trabajen con las puertas abiertas habitualmente, pérgolas de terrazas, almacenes y otras aplicaciones similares.

La opción bivalva o con dos pieles de metacrilato, se compone de una cúpula interior con la valva menos pronunciada que siempre es transparente y una cúpula exterior de tamaño normal. Eso permite crear entre ellas una cámara de aire que mejora el comportamiento térmico o valor K de la claraboya y además minimiza los posibles problemas de condensaciones en el futuro. Esta opción es la más usada cuando la estancia está climatizada y hay diferencia o choque térmico entre el interior y exterior de una estancia, por ejemplo se usa en cerramientos de terrazas calefactados, supermercados, centros comerciales, viviendas, oficinas, etc.

Existe la opción de fabricar claraboyas trivalvas o con tres pieles de metacrilato pero en estos casos el objetivo de estas instalaciones suele ser conseguir un mejor valor térmico o valor K marcado por la dirección de obra, no tanto evitar posibles condensaciones ya que para ese fin en la mayoría de los casos ya es suficiente con la opción bivalva o con dos pieles de metacrilato.

Claraboya Monovalva

Detalle sección cúpula Monovalva o una sola cúpula sobre el zócalo de poliéster de la claraboya. La cúpula puede ser en color Opal o Incoloro.

Claraboya Bivalva

Detalle sección cúpula Bivalva o doble cúpula sobre el zócalo de poliéster de la claraboya. Por defecto si no se especifica, la cúpula inferior viene en color incoloro y la superior en color Opal, aunque pueden ir combinadas Incolora – Incolora u Opal – Opal.

Sistema Apertura claraboya

Detalle sección sistema de apertura de una claraboya. En este caso también se puede pedir con una sola cúpula (monovalva) o doble cúpula (Bivalva)

¿Puedo después de haber instalado mi claraboya, pasar de una claraboya monovalva a una Bivalva?

Es posible convertir una cúpula de claraboya monovalva en una bivalva pero hay una serie de factores a tener en cuenta que son importantes:

Es muy recomendable pedir la cúpula extra al mismo fabricante al que se pidió la claraboya. Entre los diferentes fabricantes aunque muchas veces se trabaja con medidas similares, hay pequeñas diferencias que hacen que normalmente no encajen o cueste encajar las cúpulas de un fabricante con las de otro. Se puede mirar de encajar pero ya requiere de la colaboración de un buen instalador que después pueda asegurar la estanqueidad del conjunto.
En caso de pedir la cúpula al mismo fabricante es recomendable hacer constar el número de pedido inicial para que este pueda comprobar la trazabilidad de la producción y fabricar la cúpula extra para ese pedido.
La cúpula extra hay que pedirla sin agujeros, para poder aprovechar los agujeros existentes en la cúpula principal superior. Nuestra política siempre es la de enviar las cúpulas ya perforadas desde fábrica para facilitar el trabajo de instalación al cliente y evitar todo lo posible posteriores manipulaciones en obra que puedan dañar el producto pero en este caso es necesario enviarlas sin perforar siempre asesorando al cliente de hacer los agujeros con precaución y la suficiente holgura para que el tornillo pueda dilatar y evitar posibles roturas de la cúpula por tensión en ese punto.

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */